2011/05/25

Viaje



En la paz deseada o la intranquilidad imperfecta que yace una nueva emoción o sentimiento que empieza con el zumbido de una abeja o avispa y te da la alternativa de salir estando dentro y el miedo es controlado por ti aún; sin embargo el viaje no estaría completo, sino te entregarías al cien por ciento, claro que tus percepciones varían y pues eres muy consciente de todo así que no hay mayor problema solo la estrepites de tus pensamientos.

Los saltos bruscos a la realidad son muy intangibles pero papables por el sin número de espacios creados o mejor dicho encontrados solo que como una percepción social, nunca te has dado cuenta de que existían…

Te puedes manejar en varios niveles y aunque estos parezcan muy equidistantes están más cerca de lo que piensas, solo falta que los explores y a la vez en un solo instante puedes recibir tanta información de varios medios, se puede encasillar como en la realidad, pero sería mejor explorar o desconocido…

El hilo de la vida es difícil de dejarlo todavía sigues amarado a él, aunque parezca que estés más lejos y que no pertenezca lo real supuestamente porque a lo que llamaos irreal simplemente es lo desconocido y no explorado de nuestra existencia de lo cual no tenemos mayor idea espero que es cierto, las famosas dimensiones que solo te dejan ver un poquito pero no te dan ventaja.

Recuerdo tener todo eso pero con este medio he regresado a tratar de comprender donde y cuando se originaron por primera vez, me acerco al estado de locura llamado tradicionalmente, no obstante ya tengo millones de interrogantes sin responder y la pereza de mi ser por investigar más, quizás por el hecho de que no me he saciado y pues se me cierra la puerta por alguna extraña sensación…

2011/02/06

Últimos Segundos...



Ha sido tanto tiempo, desde que Iván no ha podido ver a su pequeña hija y aunque ahora ella esté bastante grande para que le digan pequeña…

Todavía él sigue lo suficientemente ofuscado para poder comprender y entender entre lo real e irreal.

 I
Será tal vez por la enfermedad que Kaila sufrió en su infancia, que no pudo crecer normalmente, “el famoso recrecimiento”, un problema tan grande que hizo despertar el delirio de Iván como padre, investigando sin descansar y buscando una respuesta  a lo que le había pasado a su pequeña y cuando la encontró, ella desaparece sin dejar rastro alguno…
Iván desesperado empieza una búsqueda tediosa y abrumadora, como cualquier padre lo hubiera hecho, al enterarse que su pequeña desapareció de su lado de la noche a la mañana, se esfumó como el aire; Pero ya al cabo de seis largos años de esta búsqueda incesante, lo cree todo perdido y se sumerge en un mundo de desidia e impotencia al no encontrar a su pequeña.

Cansado y al borde de la locura, decide crearse una nueva realidad ficticia en su mente, tratar de ocultar los hechos que por largos años lo atormentaron, tan fuerte fue el poder de su mente que lo consiguió, jamás volvió a recordar el nombre de Kaila, su pequeña y mucho menos sabía quién era, eliminó por completo aquellos recuerdos…

Día tras noche trabajaba en su laboratorio buscando la nada, no sabía qué hacer, ni cuál era su propósito, había descubierto tantas cosas que con el tiempo se le  olvidaba para que servían, quizás todos sus logros solo servían para esconder su dolor de vivir, dolor que al parecer ya no estaba, pero que en realidad existía en lo interior de su subconsciente…

Sin embargo los días pasaron y aquel hombre seguía trabajando como de costumbre, pero últimamente había algo que lo agobiaba y no tenía idea de que era, empezó a estudiarse, tratar de buscar el factor anómalo de sus pensamientos y entre tantas interrogantes y todos sus esfuerzos no encontraba respuesta alguna que lo saciara. Y para intentar creer que no pasaba nada, buscó algo que lo tuviera lo suficientemente ocupado, para que su cabeza no lo abrume más.

Así pasó, largas horas, largos días de estudio refugiado en su laboratorio con una mirada frenética y una serie de cálculos, que sin razón alguna lo hicieron un ser experto en genética, desquiciado y totalmente loco, una máquina humana que ya no reaccionaba por cuenta propia sino por sus instintos; Y sus instintos solo querían sentir el cariño de Kaila, abrazarla, poder tenerla cerca de nuevo, es así como empezó con su mayor experimento del cual no tenía la mínima idea, y entre millones de sustancias, reactivos químicos, risas estremecedoras y una gran explosión, nació Isabel una chica callada, temerosa y muy tranquila. 
Iván no comprendió su existencia, ni lo que había pasado en ese momento, pero sintió una extraña sensación que estimuló todos sus sentidos y como un niño se aferró a los brazos de Isabel, en silencio y al compás de su reparación ella lo acariciaba suavemente y le dijo: al fin el día ha llegado y he dejado de verte tras el cristal para sentir tus abrazos…
Con esa voz dulce lo hipnotizó y lo llevó a otra dimensión sumergiéndolo en su superrealismo de amor y librándole de su agonía; con el tiempo ella se convirtió en su esposa.


Y si bien Isabel mostraba una apariencia única y adorable, nadie sabía que ocultaba un ser maligno, lleno de odio, rencor, y sufrimiento que estaba a punto de llegar a sus niveles máximos. Poco a poco ella dejo despertar a Débora y el odio, ambición y quemimportismo se apropiaron en su ser, rápidamente creó un plan casi perfecto y en un abrir y cerrar de ojos su apariencia cambió y ahora solo se ve ira en su ser.

Se convirtió en un ser totalmente irascible y lleno de desidia que con el simple hecho de acercarse a la más hermosa flor, esta se marchitaba; y pues ella solo quería la destrucción de todo, llegó a comprender en su pensamiento que todo sería mejor si como raza humana jamás hubiéramos existido y me atrevo aseverar esto por aquellos escritos que encontré antes de….
Ahí pude leer esto:

“Holocausto que estás inmerso en lo efímero de la vida, provocando tu propia destrucción, tras la larga noche de sollozos llantos y delirantes risas…
El ser humano no ha podido descubrir todavía la esencia de su destrucción por simple que esta lo sea…
La realidad existente tiene diversas perspectivas y cada ser viviente tiene su propia concepción  por pequeña que esta lo sea…
Las dádivas que se han creado, no alcanzan para esconder todo el daño provocado y la nada altruista dejará de serlo, cuando el infinito bordee los llantos de la desidia suprema, los segundos pasaran desapercibidos inmiscuyendo raíces extrañas al árbol de la sabiduría, que confuso determinará una alternativa errónea…
Mientras el famoso HOMO SAPIENS-SAPIENS, busca la respuesta a la interrogante en su pensamiento cerrado al todo y únicamente dispuesto a sí mismo, que solo obtendrá una  triste contradicción  que como solución da el vacio…

Cuando terminé de leer todo esto, sentí a mi corazón muy agitado y un chocante dolor de cabeza se adueño de mi ser, trayéndome mis más íntimos secretos guardados en el baúl de mi subconsciente como muchos pensamientos inexorables que yacían en mi cabeza y se mostraban en formas antiquísimas difíciles de comprender, pero esta vez todo giro tan rápido que aunque suene irónico me pude embarcar en aquel viaje y recordé todo…
Traté de impedirlo, pero fue demasiado tarde ella lo había hecho a la perfección…


Y ahora solo tengo estos últimos segundos para contarles o mejor dicho prevenirles, no obstante sé que ustedes no están preparados y lo tomaran como una de tantas advertencias que se dan y se darán, sin tomarle importancia, pero si ustedes pudieran ver lo que mis ojos reflejan al ver los últimos instantes ante vuestra destrucción, quizás cambiarían su forma de pensar, la agonía, el dolor, los llantos, los gritos estridentes y el arrepentimiento de muchos, no radica el problema y yo pues me encuentro calmado, totalmente consciente de lo que pasará y solo espero que esta epístola pueda llegar a tus manos y trascienda , a pesar de todo mis intentos tengo miedo de que no hagas nada y que te quedes sentado al ver una silla al final de tu camino, por el simple hecho de especular que alguien más lo hará o creer que es suficiente…